18 de febrero de 2011: El comienzo de nuestra historia.


NOTA:
Hi guys ! Se que muchos llevais un tiempo esperando que 
suba la historia y aqui la teneis; despues de mucho 
esperar habeis sido recompensados ;) 
Todos sabeis de que va la historia y algunos sabeis el 
porque de que la haya escrito. Algunos la habeis leido ya 
(principalmente va por tod@s los de Madrid) y otros 
queriais leera. Pues aqui la teneis.
Solo os pido que no os cachondeeis (como algunas personas 
hicieron en Cuatro Vientos), no hasta que termineis de 
leerla; despeus hacer lo que veais conveniente.
Y por favor, comentar. No os cuesta nada poner vuestro 
nombre, el email (que solo lo vere yo nadie mas) y un comentario. 
Y por lo menos se si os ha gustado o no.
Ya nada mas, os dejo que empeceis a leerla. 
Ah ! Bueno si, los agradecimientos los pongo al final, nunca 
me gusto leer un libro con los agradecimientos al principio.
Y ya no os enrollo mas. 
Aqui teneis la historia mas bonita que he escrito y con la que mas 
he llorado tambien.
Vicky C. Jones

18 de febrero de 2011: El comienzo de muestra historia.

Cuando alguien decide que quiere a alguien, se puede plantear muchas dudas, muchas cuestiones; pero al fin y al fin y al cabo es amor y por más que lo niegues, si quieres a alguien vas a desear estar con esa persona en todo momento, en cada instante de tu vida; y si por un casual lo vuestro termina no podrás dormir tranquila por las noches porque sabes que algo, un pequeño gran trozo de tu corazón te falta, ese trozo que él se llevo cuando te dejo.

A mi me paso. Puede parecer una chorrada, una estupidez o quizás una gilipollez, pero yo le quise, le quiero y le querré; y aunque lleve más de tres meses intentando olvidarle, hay cosas que no se olvidan con facilidad; y tu eres una de ellas, la más importante para ser exactos.

Todo comenzó una noche de un 18 de febrero de un 2011; el día que nos conocimos. Quien nos diría a ti y a mí, a Ernesto y Estefanía Nicole, que acabaríamos juntos, que viviríamos juntos los mejores momentos de nuestras vidas y que también me romperías el corazón. Cuando ese día te presentaste, me dijiste que te llamabas Ernesto (con las risas de fondo de nuestros amigos por ese nuevo nombre que te habías puesto), y yo te dije que me llamaba Estefanía Nicole (cosa que hizo que se rieran mas); aunque tú no supiste mi verdadero nombre hasta el día siguiente (cuando entraste en el Tuenti y vistes: “1 petición de amistad: que tal Ernesto? JAJAJA“), yo me entere del tuyo cuando uno de nuestros amigos te llamo y lo dijo. Aun me acuerdo de tu cara cuando te dije:  “Así que no te llamas Ernesto, eh?”, y me empecé a reír. Ese día yo sabía que tú y yo tendríamos algo y soñaba con eso en cada instante; no sé si tú también lo sospechabas o no, pero solo sé que aquella noche fue mágica y única, hubo muchas risas, bromas, chorradas, lo típico. Pero yo solo pensaba en mis ralladuras de cabeza, sin darme cuenta de que tenía delante a la persona que mas querría en este mundo.

El tiempo pasó. Hablábamos alguna que otra vez por Tuenti, pero poco más. Luego un día te vi, y en parte, la chispa salto entre foto y foto (porque mira que hice fotos ese día). Desde ese día empezábamos a hablar más por Tuenti y a hacernos mas ambos.

Luego llego tu cumpleaños y subí una foto con su respectivo texto (típico de mí) al Tuenti, aunque amenazándote por si firmabas antes de que pusiera el comentario. Y recuerdo perfectamente que me dijiste que te había calado muy hondo tanto el texto como la foto, que te parecía un gran detalle; y que te había emocionado. Quien nos diría a ti y a mí que una semana más tarde estaríamos mandándonos sus y pensando el uno en el otro.

Los días pasaron y llego el jueves; me pillaste conectada y empezamos a hablar; pero para mi desgracia tras un largo rato de conversación tenía que irme a clase; pero me pediste mi móvil (encantada te lo di) para mandarme algún mensaje de vez en cuando.

Y esa misma noche lo hiciste. Me mandaste un mensaje preguntándome que tal mis clases de mates. Y así estuvimos hablando por sms más de 2 horas. Y el día siguiente por la mañana dándome toques y por la tarde a eso de los 6 ó 7 algunos mensajes perdidos, porque estaba de cumpleaños y no tenía mucha cobertura. Pero ya por la noche nos volvimos a mandar más de 2 horas sms declarando lo que sentíamos. Desde un: “Tengo ganas de verte, sabes?” (Tu primer sms a las 22:15), hasta un: “mañana nos vemos, tu también sabes lo mucho que me gustas, no? 🙂” (Mío a las 23:40). Y así durante largo y tendido.

Al día siguiente, el sábado 14 de mayo, quedamos (con muchas dificultades, mas mías que tuyas). Y gracias a la persona menos inesperada (la última persona que espere que nos ayudara, la ultima sobre la faz fe la tierra) nos liamos. Recuerdo perfectamente como fue nuestro primer beso; y también recuerdo que me mandaste un sms que ponía: “Oye, siento haberme cortado tanto hoy. Espero que no te hayas sentido mal ni nada :S“, eso me hizo ver que eras totalmente diferente al resto de chicos con los que había estado y me saco una gran sonrisa. Esa noche era Eurovisión, y nosotros dos estuvimos comentándolo tanto por privados como por comentarios en Tuenti.

Al día siguiente quedamos y se hizo “oficial” entre nuestros amigos, y algunos no tan amigos que nos vieron por la calle de la mano. Me acuerdo que tenias ensayo con uno de tus grupos de música y no fuiste por estar conmigo (eso me calo muy hondo), y que cuando me lo ibas contando nos encontramos a los miembros de tu grupo (Epic Fail!). Me acompañaste a casa y viste mi poster de Billy Talent firmado y te moriste de la envidia cuando supiste que los conocí, pero se te fue cuando te bese y te abrace como yo sabía hacerlo.

Ese fue el primer día que me dijiste: “Te Quiero“. Aunque fuese por sms me lo dijiste y eso es lo que realmente importa.

Al día siguiente tuvimos una conversación por Tuenti muy intensa en la que descubrí que eres un poco celoso y que odiabas al sueco de Eurovisión, del que decías que estaba en Suecia en las esquinas y que si tanto me gustaba que fuera a por él, te dije que iría si tú me acompañabas que no te iba a dejar solo y yo irme con él, que aunque el fuese más famoso tú eras mejor músico. Más tarde quedamos y abrazados en un banco volvió la conversación de antes sobre el sueco, y primero te “medio-enfadaste” conmigo, pero se te fue en el instante que te puse ojitos; después me “medio-enfade” yo, y ahí te costo más quitarme el “medio-enfado” pero al final lo logramos. Después tuvimos una medio disputa en la que me di cuenta de que no eras bueno con los piropos. Pero aunque no fueras bueno con los piropos me mandate un mensaje que me cambio por completo: “(lo que viene antes no lo pongo porque si no sabéis quien es, aunque tontos no sois) […] todo vaya genial, porque yo creo que hacemos buena pareja y todo jajaja Te quiero mucho, Vicky 🙂“. Lo que me dijiste fue único, me cambio, e hizo que me enamorara más aun de ti, si eso era posible.

A lo largo de la semana seguimos quedando, viéndonos, hablando y mandandonos mensajes tan sumamente bonitos como: “No puedo dejar de pensar en ti, sabes?” (Por Ernesto, el miércoles 18 de mayo a las 21:38).

El viernes quedamos para dar una vuelta y al final decidimos ir a tu casa a ver una peli. Yo elegía la película, y sabia que te encantaban los musicales, y de decidí que viésemos “Sweeney Tood”, aunque te dije que íbamos a ver “McFly: Nowhere Left To Run”, para picarte, cosa que te hizo querer matar a Dougie y ser tu el bajista del grupo. Ese día seria clave, en parte, porque al día siguiente tendrías que elegir con quien te quedabas y yo lucharía por ti a muerte. Y la verdad, me lo pase genial viendo como cantabas al son de la película de Tim Burton.

Después me acompañaste a coger el bus y te dije que aunque no me eligieses a mí yo estaría de acuerdo con tu elección y la aceptaría y siempre estaría hay esperándole, cosa que en parte era verdad y en parte mentira: si aceptaría tu elección, pero si no me elegiría podría ser el fin de mi mundo. El bus llego y yo me fui en él; tu ibas a venir, pero habías quedado con un amigo (del que no diré nombres) y te bajaba el.

Al dia siguiente nos vimos, pero tú estabas un poco ausente por la elección que más tarde tendrías que hacer y se te notaba, y en parte eso hizo que me deprimiera. La verdad es que tuve una conversación muy entretenida y que hizo que se me subiera la autoestima con una persona que te conoce muy bien, y lo que me dijo me ayudo a necesitar triste, si no feliz y vivir la vida al máximo. Tus tenias cumpleaños y nosotros te acompañamos. Cuando estábamos llegando, para que la otra persona no nos viera, nos dimos un beso, nuestro último beso, y seguimos hasta llegar. Saludamos a la cumpleañera y a su novio, tú estabas mucho más ausente que antes, y nos fuimos.

Por la noche me fui pronto a la cama porque estaba reventada, pero un pitido en el noval me despertó. Era un mensaje tuyo, con tu elección y ponía: “He decidido que no quiero nada con nadie. Lo siento, Vicky, de verdad, pero si te lo digo más tarde, igual te fastidia mas, y no quiero hacerte daño…:S“, mientras leí ese mensaje una lagrima caía por mis mejillas, sin saber cómo ni por qué. Era un domingo 22 de mayo a la 01:25, me acababan de romper el corazón y esa noche no dormiría más.

Pasaron los días, y yo seguía echa una mierda, se me fue el apetito con él, no hacía nada, porque todo me recordaba a él. Todo lo que habíamos echo: las risas, las bromas… todo. Mis amigos me mandaban mensajes y me preguntaban que tal estaba, y yo les decía que estaba bien o no les respondía. Pero cuando se habla por mensajes o por chat puede hacer creer a otras personas que estas genial cuando de verdad estas echa una mierda; y no por mucho tiempo pude seguir diciendo que estaba bien cuando en verdad estaba fatal, cuando llego la video llamada por Skype con ella se dio cuenta de que no estaba bien como decía, si no que estaba fatal, peor que peor. Y que lo que yo había sentido por él y siento por él iba creciendo día a día y tardaría mucho tiempo en curar la herida que él me dejo.

Los siguientes días fueron los peores de mi vida. El viernes siguiente, 6 días después de que lo dejáramos, era su graduación, era el lugar perfecto para hacer como si nada hubiera pasado, me plantee no iré, hasta el jueves no me decidí si iba o no; no solo era su graduación, también era la de mas amigos y por el no podía hacerles esto.

Llegue un poco tarde (típico en mi), el ya estaba allí. Salude a todo el mundo con un hola y les di dos besos a cada uno y les comentaba que guapos y elegantes estaban, a todos menos a él, no soportaría volver a darle dos besos despues de lo que paso. Pero el se dio cuenta, y vino a darmelos a mi y también dijo que estaba muy guapa. Todo lo que había intentado decirme a mi misma: que le había olvidado, que ya no sentía nada por él, que era agua… todo me dijo mi mente que era mentira, que le seguía queriendo, que en una semana no se olvidaba todo lo que sentía por él, tenía que dejar de engañarme, de estar negando la evidencia (como la canción), le seria queriendo y eso era algo irreparable.

El no comento nada de lo ocurrido, cuando alguien hacia un comentario respecto a nosotros contestaba con evasivas y hacia como si nada. Intente hablar con él, para decirle lo que sentía, pero él no quería, a día de hoy aun no se lo he dicho. Lo poco que quedaba de mi corazón se iba rompiendo poco a poco, por completo.

Y aunque a día de hoy, diga que no siento nada por él, que es agua pasada, solo lo digo para ver si yo me lo creo y me olvido de él, porque le quiero más que a mi vida. Con el no sirve eso de “un clavo saca a otro clavo” o “hay mas peces en el mar”. El es único en su especie, en su todo, es una rara edición limita en la que solo había un ejemplar, y le quiero tal y como es, sin cambiarlo ni un poco.

Por muchas cuestiones que nos planteemos respecto de la otra persona; yo siempre digo que hay que decir al otro lo que se siente, pero yo soy la primera que no lo hace. Si lo hubiera hecho, puede que a día de hoy no siguiera mal por él, puede que estuviera feliz con otras personas; pero eso no se sabe, ni sé si se sabrá. El barco ya zarpo y yo me quede en tierra.

Mas de un amigo (y no tan amigo) me ha dicho que pase pagina, que lo olvide, que él no ha vuelto a hablar del tema, que me olvido por completo, una gran mancha marrón en su vida. Pero me es físicamente imposible olvidar todo lo vivido: cada beso, cada caricia, cada insulto cariñoso, todo, me es imposible hacer como si nunca hubieran pasado. Y sé que no le vio a poder mirar sin revivirlo. No puedo y no podre hacerlo nunca más. Nunca más.

Canciones que no ha dejado de sonar mientras escribía:

New Born Muse

No soy nadie El Pescao

Tu mirada me hace grandeMaldita Nerea

AdiosMaldita Nerea

SeisMaldita Nerea

¿No podíamos ser agua?Maldita Nerea

El ultimo díaMaldita Nerea

Sobraron Precipicios  – Maldita Nerea

Aunque ni siquiera existasMaldita Nerea

MírameNoWayout

Rena NoWayOut

Negando la evidenciaNoWayout

Mama, yo y tu NoWayout

Nuestra elecciónNoWayout

El oscuro pasajero NoWayout

InútilNoWayout

Nada masNoWayout

Inevitable Marvin

Si te vasMago de Oz

En tu cuerpo Saratoga

With me Sum 41

Just Tonight – The Pretty Reckless

Ma prodig

POVMcFly

Yo te esperare Cali y Dandee

Y MírameDespistaos

Desde que nos estamos dejandoDespistaos

Se me olvida olvidarte Despistaos

Nota:
¿Que os parecio la historia? Bonita , verdad? Aunque no
lo creais, esta historia es real, es mi historia. Pero
bueno, es lo que hay, no?

Agradecimientos:
Cris y Sofia, porque vosotras fuisteis las primeras en leer esta pequeña
gran historia y darme vuestra opinión.

Mi doble yo, Iris, gracias por estar siempre hay, eres un 
gran apoyo,tanto personal, como moral. Gracias por todo rubi.

A tod@os los de Madrid: Noe, Maria, Irene, Ali, Aisa, Andrea,  
Natti, Alicia, Lidia… y todos de los que me olvido,
y sois muchos. Gracias por compartir uan de mis
mejores noches en Cuatro Vientos y en Princesa. 

Paula, Elo y Clau, os pondría con las otras, pero
vosotras sois vosotras. 

Mateo, porque cuando escuchaste la historia mucho
te cachondeaste, pero luego te cambio la cara. 

Mei, por tocarme tantísimo las narices via Tuenti, mientras estaba
poniendo las fotos. Aquí tienes la historia mujer . 

Ernesto, gracias por haberme echo pasar los mejores momentos de
mi vida, y haberme inspirado en esta historia.

Y  a TI que estas leyendo esto, aunque no sepa quien eres, gracias
por leerlo, comenta asi se quien eres y te lo puedo agradecer
personalmente.

En general, GRACIAS A TODOS. VICKY C. Jones 
Anuncios

10 comentarios en “18 de febrero de 2011: El comienzo de nuestra historia.

  1. Iris dijo:

    doble yo esta historiia es preeeeeeeciosaaaaaaaa!!!!!!!!!
    te lo diije en su diia y te lo repiito ahora!!!
    ME ENCANTAAAAAA!!!!!!
    qe peena qe sea reeal ;-(
    testiimoputii

  2. Bonie May Away dijo:

    Alucinante, simplemente alucinante!. no es que sea bonita, es preciosa, aunque triste claro, al leer la historia se me pusieron los pelos de punta, soy de esas personas que al leer se meten en la historia como si la viviesen ellos mismos.
    Sinceramente no tengo muchas palabras porque todavía tengo la mente dando vueltas en la historia 😉 así que repito las palabras que pasan una y otra y otra y otra vez en mi cabeza: ” alucinante, simplemente alucinante ”

  3. María Felton Jones (@maria_jones_lee) dijo:

    Bueno Vicky.. aunque ya sabes que es la 4 vez que leo esto,me sigue pareciendo tan preciosa la historia que no me canso nunca. Me acuerdo cuando en Cuatro Vientos me la contastes entera y con mas detalles y sinceramente es preciosa :`) Que aunque Mateo se rio de la historia lo hizo por hacer el tonto,pero estoy segura de que en el fondo a todos nos ha llegado tu historia ❤ Que aparte, ..“ Ernesto´´ se esta perdiendo a una persona increible,que no se si lo sabre,pero es la mayor perdida de su vida y deberia darse cuenta. Y que bueno,que me tienes para todo ❤

  4. HaLfY dijo:

    Dioos, que bonito @__@ Ojala algun dia (Pronto) pueda ver una historia igual de bonita y 100.000 veces mas feliz, y que sea tuya, por supuesto 🙂

  5. Andrea Anaid dijo:

    Creo que me merecía un mínimo agradecimiento por ser la Otra no?
    Me ha tocado ser la mala de la película en esta historia y de verdad lo siento, pero cuando el corazón manda…
    Sabes que nunca quise que sufrieras por él, sabes que nunca quise verte mal ni estarlo yo.
    Y si tú compartiste un primer beso el catorce de mayo, yo lo hice el treinta de abril… y esa noche de Eurovisión que estuvistéis hablando por tuenti, era Yo la que estaba en el bar con él después de que fuera a verme cantar y a quien después acompaño al bus y a quien le dio un beso vacío antes de montar.

    Ahora no lo tenemos ninguna de las dos, que ironía no ?
    La diferencia es que yo se quererle de una manera diferente a la tuya.
    Su felicidad me importa más que la mía propia y por nada del mundo voy a quererlo para mí si el quiere a otra persona.

    Me siento la Mala de la historia, pero bueno, los Malos tenemos encanto.
    http://letrasdeplata.blogspot.com/2011/05/nora.html

  6. Nom dijo:

    Holaaaaaa
    he llegado a tu blog por casualidad y tu historia me ha encantado…..
    es preciosa la verdad y yo tp entiemndo muy bien como acaban las cosas, nipk alguien dice que deja de sentir de un año a otro..
    a mi me costo mucho, muchisimo olvidar a alguien que yo creía que era incrible, pero no…
    mucho animo nena… los clavos no sacan a otros clavos hasta que tu quieras, pero tienes que pensar en ti, hay que ser egoista y saber que algo mejor va a llegar
    Un besazoOOo y te sigo!”!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s